Bulldog francés: Todo lo que has de Saber y Características

0 11

El bulldog francés es un perro vivaracho cuya función radica en ser mascota de compañía de las familias que han decidido adoptarlo como un miembro más además de ser encantador, es corto de tamaño de diferentes colores que van del negro, blanco o rubio dorado o claro.

Su cabello se presenta generalmente corto, suave al tacto además de liso y pegado a la piel por lo que es importante cepillarlo dos veces a la semana para así mantenerlo con buen salud y rozagante asimismo con el pelaje con el brillo suficiente que se vea saludable y hermoso.

bulldog-frances-todo-lo-que-has-de-saber-y-caracteristicas2

Si has decidido tener una mascota bulldog francés debes estar consciente y conocer un poco de su historia, características además de sus cuidados y alimentación cosa que te ayudarás a tener la posibilidad de mantenerlo siempre sano, fuerte, alegre y con una soltura que les haga brillar siempre.

Aquí te presentamos un poco de cada cosa de la raza de perros Bulldog francés para que te hagas a la idea de los cuidados que necesita en especial si tienes niños en la casa y quieres brindarle la compañía de un amiguito peludo para sus travesuras y juegos.

Apariencia del Bulldog francés

El Bulldog francés es un perro pequeño, pero robusto y fuerte con las patas donde le sobresalen los músculos a plena piel aunque no se vea como un perro para competencias deportivas, pero sí como miembro de una familia como mascota de compañía.

Suelen confundirle con otras razas, pero tiene sus características bien definidas, por lo que es importante tener en cuenta su apariencia poco llamativa o que sirva para competir con otros del mismo tamaño, pero que sí realizan actividades acrobáticas.

El bulldog francés es inconfundible gracias a la forma de sus orejas que lo hace único porque nace con ellas sin necesidad de modificarlas por cirugía, cosa que se ha vuelto una práctica ilegal en muchas partes del mundo por tratarse de mutilación y este perro lo trae de por sí de nacimiento.

Temperamento del Bulldog francés

El Bulldog francés es una mascota de compañía con un temperamento afable y tranquilo que suele buscar la atención y el cariño de sus dueños en todo momento porque se cree un perro carismático e importante que debe recibir mimos todo el tiempo de quienes lo poseen.

Es el dueño de sus amos y no al revés, a pesar de ser tranquilo, por lo que siempre trata de captar el interés de quienes le rodean para que le ofrezcan el mejor cuidado, amor, ternura y caricias que es lo que más le importa de sus dueños.

No suele ladrar con insistencia, por lo que no es molesto por esta parte y es una cualidad que te puede hacer querer tener una mascota de estas frente a aquellas que son muy escandalosas o molestas para quienes viven a tu alrededor u otras mascotas.

Relaciones del Bulldog francés

El Bulldog francés es un can que puede vivir en apartamento o casa, por su pequeño tamaño que se acomoda perfectamente en cualquier tipo de vivienda, gracias a que tampoco necesita estar en lugares que tengan un jardín muy grande.

Le gusta salir a pasear a diario, por lo que tendrás que sacarlo a diario, pero no suele correr mucho lo que le agrada es disfrutar del aire libre y poder caminar al lado de sus dueños sin molestar a os que estén cerca, el fiel compañero para aquellos que disfrutan de la tranquilidad.

Un buen perro para las personas mayores que no realizan muchos ejercicios, pero que sí necesitan un compañero fiel al cual le gusten los mimos, las caricias y la atención en todo momento aunque también suelen querer a los pequeños por cierto tiempo.

A pesar de todo esto, ronca mientras duerme y necesita cuidados como limpiarle el hocico por sus arrugas para que no se le llenen de baba y mal olor, sin embargo, se deja querer la mayor parte del día, esperando que tú le ofrezcas lo mejor de tu amor.

Procedencia del Bulldog francés

El Bulldog francés nace de la cruza de inmigrantes que salieron de Inglaterra hacia Francia en busca de mejor vida, llevando consigo razas de perros Bulldog que hicieron aparear con perros pequeños de este país y logrando una raza especial de compañía en granjas donde llegaban.

Más o menos data su aparición durante el siglo XIX, convirtiéndose en un comercio de cachorros de esta especie cruzada entre dos naciones y que se volvieron populares por lo apacible de su carácter, buena compañía y por acabar con la plaga de ratas de las granjas de la época.

Un can de alta sociedad

Por su temperamento y buen sentido de la serenidad además de ser silencioso fue adoptado por la realeza de la época que lo llevaba en su regazo todo el tiempo, por lo que se considera un perro de alta alcurnia o de la lata sociedad, por su elegancia, garbo y belleza.

Es dulce y se lleva bien con las demás razas, por lo que evita las peleas aunque se vea sus ronquidos como una amenaza frente a los otros perros, sin embargo no llega a ser peligroso, por su imagen tierna y sosegada lo que lo convierte en un perro bastante costoso.

Sin embargo, también es un gran compañero de juegos para los más pequeños de la casa y lo convierte en un pillo que se vuelve adicto a ellos y suele quedarse con ellos como los principales amos del lugar apoyándose unos con otros y siendo cómplices de travesuras.

Algo que los hace único es que por ir de un sitio a otro le cambiaron su nombre, pero en realidad es nacido en Inglaterra, pero criado en Francia lo que le hace favorecedor de llevarlo como porte en su nomenclatura, haciéndolo merecedor de ser de dos países.

Características destacables del Bulldog francés

  • Orejas parecidas a las del murciélago (Apariencia única).
  • Cráneo aplastado o chato.
  • Musculoso sobre todo en las patas.
  • Macizo y bastante pesado.
  • Pelo corto y de colores blanco, negro, con manchas y dorado.
  • Peso entre 10 a 14 kilos.
  • Pequeño de tamaño.
  • Patas muy cortas en comparación al cuerpo.
  • Hocico chato.
  • Cola corta que suele ser amputada.

Carácter del Bulldog francés

El Bulldog francés es un perro ideado para la familia por ser dulce, sosegado y amable con un temperamento fácil de llevar ya que no suele ladrar mucho y se da con cualquier persona característica que puede hacer que se pierda si o dejas de ver por un momento.

Es amable con todo, inclusive con los extraños con los cuales se deja acariciar cosa que le encanta y una buena compañía para niños y ancianos por ser sociable, y activo para estar pendiente de lo que haces para que lo incluyas, aunque también suele dormir bastante.

El Bulldog francés suele ser muy curiosos cosa que llama la atención de los peques de la casa que lo adoptan como compinche para aventuras divertidas con travesuras de por medio, que los lleva de cabeza a meter la pata en todo de forma graciosa.

Por ello disfrutarás de tener un can de esta raza, por ser amoroso y por comportarse siempre a la altura donde llega, lo que es una forma de reconocer que es fácil de educar a la hora de poder darle la mejor educación por ser listo e inteligente.

¿Cómo alimentar al Bulldog francés?

bulldog-frances-todo-lo-que-has-de-saber-y-caracteristicas3

El Bulldog francés es un perro bastante pequeño y robusto, por lo que hay que evitar darle demasiado alimento para evitar que engorde o se sobrepase en el peso, aunque la comida que se le deba dar tiene que ser de alta calidad y de las mejores marcas.

La alimentación del Bulldog francés debe ser una dieta rica en fibra y menos grasas cosa que le evite esos kilos de más o sea, que hay que mantenerlo con comida ligera como si estuviera de dieta como una persona normal y que haga ejercicios siempre y a diario.

La salud del Bulldog francés

El Bulldog francés es un perro que presenta muchos problemas en el sistema digestivo, sobre todo si le das comida de mala calidad, lo que suele traducirse en alergias estomacales que le pueden dar vómitos y diarrea, así que debes lograr conseguir el que no le haga daño.

Esto también puede hacer estragos en la piel, problema que viene a través de la alimentación así que es importante saber dale de comer para evitarle tener algún tipo de padecimiento y así poder tenerlo en buen estado de salud siempre.

El Bulldog francés es un perro que tiene el hocico pequeño y por tanto una nariz bastante reducida lo que genera que tenga problemas de respiración es una de las causas por las que suele roncar bastante, y que no debes cansarle; a pesar de todo esto no exige de más cuidados.

Recuerda entonces que las enfermedades que pueden atacarlo se centran fundamentalmente en su sistema respiratorio, del corazón, la piel y, por último, el estómago, y esos cuidados debes tenerlos con el veterinario para evitar cualquier inconveniente en torno a estos padecimientos que puede llegar a sufrir en algún momento.

Además, trata de mantenerle sus vacunas al día desde que son cachorros asimismo desparasitarle a tiempo para que lleven una vida sana y feliz, cosa que le puedes otorgar gracias a actividades en las que no suela cansarse o que necesiten esfuerzo físico en demasía.

Cuidados del Bulldog francés

El Bulldog francés no requiere de muchos cuidados, pero sí es necesario que no lo obligues a realizar mucha actividad física para no cansarlo ya que no suelen ser muy activos para deportes u otros movimientos bruscos que le alteren su vida tranquila.

El Bulldog francés necesita de estar rodeados de personas que le brinden atención, cosa que buscará siempre en cualquier sentido para que le brindes cariño, para jugar o que le sientes en tus piernas y sentirse de lo más seguro y tranquilo mientras le brindas caricias y mimos.

Le gusta socializar por ende, debes sacarle siempre y llevarle de paseo  pero sin correr porque suelen cansarse mucho y los pone demasiado acelerado, y mucho menos debes colocarlo cerca del agua, ya que no se consideran unos excelentes nadadores así que no inventes en esta parte con ellos.

En cuanto al pelaje que es la parte más llamativa tienes que tratar de cepillarlo dos veces a la semana como ya te dijimos anteriormente y sin ser repetitivos, aunque no suele soltar mucho pelo es necesario que lo mantengas siempre con brillo y sedosidad, eliminando el pelo que suelta y queda en su piel.

para finalizar el Bulldog francés no se debe bañar mucho tampoco, por ello es recomendable que lo hagas dos veces al mes para mantenerlo limpio o cuando consideres que tiene mal olor, cosa que suele ser por las arrugas que mantienen en sus hocico y que son una característica fija en ellos.

¿Te ha gustado?
You might also like

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas