Comedero para perros ¿Cuál elegir?

dog breed shih tzu on a white background
0 47

El comedero para perros es algo muy importante, ya que su tipo de material y calidad incluso puede afectar a la salud del perro. Los hay de diversos materiales como cerámica, plástico y acero inoxidable, y es importante conocer las ventajas y beneficios de cada uno para saber cuál adquirir. Además, es importante conocer el tamaño, algo que depende de cada perro, y también la altura a la que debe colocarse. Por si fuera poco, hay algunos comederos más especiales, como los automáticos y los que están pensados para perros que comen demasiado rápido.

Comederos para perros de cerámica

Los comederos de cerámica se pueden encontrar de cualquier tamaño, y por lo general tienen unos colores y estampados variados, de manera que cada consumidor pueda elegir el que más le guste estéticamente. La parte positiva de este tipo de comederos es que pesan mucho, lo que implica que será poco probable que el perro lo pueda levantar y tirar su contenido. También será menos fácil que lo paseen por la casa, algo a lo que suelen dedicarse algunos perros.

Sin embargo, el principal problema de un comedero de cerámica es que será especialmente frágil. Es muy fácil que se rompa, ya que con que se caiga encima de cualquier superficie dura se partirá. Además, por si fuera poco, por lo general la cerámica es porosa, por lo que algunas bacterias pueden quedar atrapadas, siendo un comedero mucho más sucio que otras opciones existentes en el mercado. Por eso mismo, este tipo de comedero no es especialmente recomendable para ningún perro, menos aún habiendo otras opciones mejores disponibles en el mercado.

 

Comederos para perros de plástico

Los comederos de plástico para perros son los más baratos, lo que implica que el material también será en algunas ocasiones de una calidad inferior. Hay algunas marcas que para abaratar los costes utilizarán un tipo de plástico que no tenga una calidad adecuada, lo que podrá derivar en que el perro tenga alguna reacción alérgica.

Hay quienes piensan que si un comedero de plástico es de mala calidad, esto se traducirá en que se romperá fácilmente. Lo cierto es que esto no es así, pues el principal problema de un comedero de plástico de mala calidad es que tendrá algún componente que pueda resultar tóxico para el perro. Es posible que al usarlos demasiado desprendan unas partículas que puedan perjudicar la salud del perro.

No hay ningún problema en adquirir un comedero de plástico si se sabe con seguridad que es de una buena calidad, algo que normalmente viene indicado en la etiqueta. Debe ser un plástico hipo alergénico para evitar que el perro acabe desarrollando alguna alergia al usar el comedero. De hecho, los comederos de plástico pueden ser muy útiles a la hora de viajar, aunque si no está claro si su material es de buena calidad, será mejor optar por otro tipo de comedero.

Por supuesto, si un perro desarrolla una alergia, y está claro que ha aparecido al utilizar un comedero en concreto, también puede ser que se deba al pienso que esté comiendo. Al igual que el comedero, el pienso debe ser de una buena calidad para evitar alergias y problemas de salud en el perro.

 

Comederos para perros de acero inoxidable

Los comederos de acero inoxidable son la mejor opción a la hora de elegir un comedero para el perro. Como no es un material poroso, las bacterias no permanecerán en el comedero cuando se haya lavado, y además son muy fáciles de lavar. Por si fuera poco, el precio suele ser bajo, y además son muy resistentes.

Este tipo de comedero soluciona todos los problemas que ocasionan los comederos de plástico y de cerámica: no desprende partículas tóxicas, no se rompe con facilidad y, además, se puede lavar correctamente sin que permanezcan bacterias o restos de comida en él. Por supuesto, hay una gran variedad de comederos de acero inoxidable, con diversos colores y estampados para que cada uno adquiera el más adecuado según sus gustos. Aunque parezca que esta multitud de ventajas puedan encarecer el precio, lo cierto es que muchas veces los comederos de acero inoxidable son incluso más económicos que algunos de plástico o de cerámica, lo que significa que no hay ningún motivo para no elegir este tipo de comedero.

Comederos para perros automáticos

Los comederos automáticos para perros por lo general suelen tener un precio algo más elevado, y no suelen ser especialmente recomendables. Hay perros que decidirán tirarlos o romperlos al ver que la comida está ahí dentro, y si no es de buena calidad, no serán demasiado seguros y podrán acabar destrozados con la comida tirada por el suelo. Lo mejor, sin duda, es dar de comer a un perro de la manera tradicional, y eligiendo un comedero de acero inoxidable. Los comederos automáticos suponen un gasto que no merece la pena, ya que no proporcionan demasiadas ventajas, y para muchos consumidores serán inútiles a la vez que caros.

 

Comederos para perros que comen demasiado rápido

Hay algunos perros que comen demasiado, y además demasiado rápido. Esto es un problema que hay que solucionar, pues en muchos esto puede ocasionar graves problemas como por ejemplo la torsión de estómago. Para ayudar a evitarlos, existen comederos especiales anti deglución. Tienen una serie de huecos en su interior que formarán una especie de laberinto, de forma que el perro tenga que buscar la comida por todo el comedero, que estará repartida en pocas cantidades. Como le costará algo más encontrarla, tardará también más en comerla, de forma que se evita que coma demasiado rápido.

Por supuesto, también ayuda la educación, y no está de más enseñarle a un perro que no puede comer demasiado rápido, pues podría sentarle mal todo lo que coma.

 

Qué tamaño debe tener un comedero para perros

Hay comederos de una gran variedad de tamaños, al igual que también hay perros que son muy pequeños, mientras que otros serán mucho más grandes. Es evidente pensar que los tamaños de los comederos guardan relación con el tamaño de los perros. Por eso mismo, los perros grandes deberán tener un comedero grande, mientras que los perros pequeños deberán tener un comedero pequeño. Hay quienes no le dan demasiada importancia a esto, y le dan de comer a su perro de raza gigante en el mismo comedero que usaba cuando era un cachorro. Los comederos no son demasiado caros, y a los perros les puede suponer una verdadera molestia comer en un comedero que no sea adecuado para su tamaño, por lo que es algo que hay que tener siempre en cuenta.

A qué altura colocar un comedero para perros

Por lo general los comederos siempre se colocan en el suelo. Es lo más cómodo para los perros, ya que suelen encontrarse cerca del suelo y no tendrán demasiados problemas para agachar la cabeza para comer en ellos. Sin embargo, hay una serie de utensilios que han salido al mercado para tener los comederos en altura, evitando así que el perro tenga que bajar la cabeza. No están mal, pero tampoco son necesarios en perros sanos, únicamente pueden beneficiar a perros con problemas digestivos graves que tengan que comer demasiado lento. Por lo general, un perro puede comer perfectamente teniendo el comedero en el suelo.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También Podría Interesarte

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas