¿Cómo evitar la obesidad en perros? – Consejos para prevenirla y tratarla

0 14

Cuando cuidamos demasiado a nuestras mascotas, muchas veces caemos en el error que darle de comer en demasía es lo mejor para ellos, viniendo a ser una gran mentira, ya que lo que estamos logrando es un perro obeso o con un peso superior, tomando en cuenta que pueden ser obesos.

Al igual que los humanos, los perros también pueden llegar a presentar este problema y se trata ya de esto, porque es una necesidad primordial hacer que baje de peso o pierda de inmediato los kilos de más, debido por supuesto a algún padecimiento que esto le llegue a provocar.

Prevenir la obesidad en el perro

como-evitar-la-obesidad-en-perros-consejos-para-prevenirla-y-tratarla2

Es necesario prevenir la obesidad en los perros, para no tener que buscar remedios más tarde, los cuales muchas veces no hace frustrar motivado a que no funcionan. ¿Sabes por qué? El perro ha ganado el exceso de peso y es difícil hacer que pierda esos kilos de más.

Prevenir es la mejor medicina. ¿Cómo lo haces? Atendiendo la necesidad de comer para vivir y no vivir para comer, norma general para los humanos que se le da a los perros y a cualquier mascota que tengamos en casa y necesite de darle comida balanceada y ejercicios siempre.

Así que busca información sobre la cantidad de comida que debes dar a tu perro para que no tengas que sufrir por tener un perro obeso, de acuerdo a la edad, raza, tamaño para evitar que el alimento que consuma pueda hacer el metabolismo más lento y le produzca obesidad.

Formas de mantener al perro en un peso ideal

Ejercicios

Para comenzar debes tener una rutina de pasear a tu perro para que haga sus necesidades fuera de casa; es aconsejable que a esa forma de evitar que lo haga en casa se le puede anexar una serie de ejercicios para que el perro se mantenga ágil y activo.

Es importante tener presente que el ejercicio ayuda a cualquier mascota a mantener su organismo lleno de vitalidad, evitando muchos de los padecimientos propios de la raza que sea, por ende es importante tener presente mantener a tu perro activo y veloz.

Además con el ejercicio ayudas a mantener su olfato alerta, gracias a que fortalece el sistema respiratorio proporcionando una mejor circulación de la sangre, favoreciendo que el organismo pueda eliminar las toxinas y los desechos propios innecesarios cuando hacen la digestión. Pon a tu perro a hacer deporte.

Otros beneficios de los ejercicios en tus mascotas son:

  • Ofrece una mejor oxigenación del cerebro.
  • Ayuda a quemar calorías, ideal para evitar la obesidad.
  • Los músculos mantienen su elasticidad, lo que contribuye a saltar más alto y correr a gran velocidad.
  • Alivia el estrés y la hiperactividad de la mascota.
  • Mantiene su agilidad.
  • Logra eliminar el exceso de desechos y grasas a través de las heces.

El alimento

Es probable que en la alimentación le agregues mucha grasa, haciendo que el perro no la pierda por ser sedentario y a su vez, vaya engordando aumentando de peso de manera exagerada, por lo que debes pensar en mantenerlo siempre con dieta balanceada.

Las comidas deben ser proporcionadas y varias veces al día, además de proveerle de fibra, proteínas, vitaminas y calcio para mantener sus huesos fuertes pensando siempre en el peso, la talla y la raza a la cual el perro pertenece para que no te equivoques.

Darle la dosis necesaria de alimento

No exagerar a la hora de servirle su alimento, aunque si lo alimentas con pienso para perros, debes ver en la bolsa, la cantidad exacta de pienso que necesitan de acuerdo a la edad, y para ello se divide el alimento entre cachorros y perros adultos, así que debes comprar la más cercana a tu mascota.

Los cachorros y jóvenes, necesitan energía, fuerza y vitalidad por lo que la proteínas de estos alimentos son más concentradas que la de los adultos o ancianos e incluso durante el periodo de gestación, las perras deben tener más proteínas que le dé la fortaleza para ella y sus crías, doble alimentación.

Pesar el perro siempre

Una rutina que debes tomar es la de pesar el perro por lo menos una vez al mes y así saber si lo que le estás dando lo mantiene bien de salud, o por el contrario lo está llevando a aumentar de peso, y aunque no lo creas lo puedes notar de inmediato desde el mismo momento que lo cargas.

Es importante recordarte que puede ser una actividad bastante aburrida, pero que solventarás en la oportunidad de lograr la mejoría de tu perro si de casualidad está subiendo de peso y no llegue e convertirse en obeso, porque si lo descubres demasiado tarde es difícil comenzar una dieta.

Un perro obeso

como-evitar-la-obesidad-en-perros-consejos-para-prevenirla-y-tratarla3

Un perro obeso no es símbolo de salud, más bien está sufriendo porque generalmente no puede hacerlas mismas actividades de un perro normal, más delgado, ágil y con oportunidad de disfrutar del aire libre sin cansarse o poder movilizarse más rápido.

Un perro obeso presenta dificultades respiratorias, se cansa más, su caminar es más lento, lleva una vida sedentaria y no podrás disfrutar de correr o salir a jugar con los más pequeños, de allí la importancia de no dejarles engordar demasiado para que no les pase esto.

Un perro obeso está triste, ya que suele ver como los demás disfrutan y él no tiene la misma energía para salir a correr o estar con quienes los quieren; eso no es amor si tú dejas que tu perro se convierta en obeso, cuídalo y dale amor sin necesidad de alimentarlo en exceso.

Usar un tiempo determinado para dar de comer

El perro tiene un horario para comer, por ello debes tomar en cuenta acostumbrarlo a ese horario y que no tenga la necesidad de comer a deshoras, asimismo como los humanos las mascotas deben tener un horario para alimentarse puesto que esto los ayudará a mantenerse en forma.

Proporcionar alimentos fuera de un horario o llenarles su tazón para que esté lleno todo el día, no es una costumbre que debe usarse puesto que el perro no tendrá un programa alimenticio ordenado y se mantendrá comiendo siempre sin parar originando un estómago más grande que el normal.

Los gatos y perros son distintos en cuanto a su alimentación así que acostúmbrate a alimentarlos de una manera diferente por especie, así lograrás una diferencia entre uno y otro además de no dejar que ninguno de los dos pueda subir en exceso de peso.

Regular el peso de tu mascota

El peso de tu mascota es lo que tienes que mantener presente a la hora de alimentarlo, lo primero que debes hacer para que no se convierta en un glotón y termine de comer todo lo que consigue a su paso, convirtiéndose en una animal con sobrepeso.

Los cachorros tienen que ingerir más proteína que pueda ser convertida en energía para realizar las actividades que normalmente debe hacer, siempre y cuando se le dé de comer a su horas y se le saque a pasear para botar esa energía acumulada con lo que e alimenta.

Gordura no es estar sano o bien nutrido, es más bien problema de exceso de peso, por ende no equivoques el consejo entre uno y otro, porque no es lo mismo además el cuidado que debes tener para aquellas mascotas que son obesas es mucho más delicado.

Asimismo como en los humanos pueden aparecer enfermedades de movilidad si no se le da la atención que se merecen a los perros, entre los cuales destacan problemas en las articulaciones además de dolores musculares que pueden incluso llegar a no caminar.

No alimentarlo con sobras de comida

Las sobras de la comida no son lo más recomendable para los perros, puesto que generalmente desechamos muchas proteínas como la grasas de las carnes, que generalmente no ingerimos y se la damos a los perros, siendo un error bastante fatal para el organismo de ellos.

Los perros deben tener su comida aparte, si es cocida con carne o cereal, también se le debe dar mucha fibra que le ayude en el proceso intestinal de evacuar aquellos alimentos que son dañinos para su cuerpo, así que en conclusión deben comer más nutritivo y balanceado.

Por otro lado, los dulces y chocolates no son recomendables para la alimentación de los perros, por lo que procura no dárselos ni siquiera un pedazo, esto puede acarrearle enfermedades y padecimientos graves, llevándolos a una muerte temprana.

Muchas veces lo que creemos es un  premio, termina siendo un problema para ellos, por eso no pretendas darles regalos con un dulce, es mejor que le compres galletas especiales para perros, las cuales traen componentes más nutritivos y llenos de energía y así usarás en refuerzo en positivo.

Recomendaciones para tenerlos saludables

como-evitar-la-obesidad-en-perros-consejos-para-prevenirla-y-tratarla4

Los perros vienen a ser como las personas, en general sufren de algunos padecimientos que los humanos también tenemos, por ello debes cuidarles más ya que no tienen la posibilidad de decirte cuáles son sus síntomas a la hora de sentirse mal.

Visita al tu veterinario de confianza y pídele recomendaciones sobre cómo debes alimentar a tu mascota, así no cometes errores y podrás tener una animal saludable, activo y lleno de energía por mucho más tiempo, libre de enfermedades.

Aunque ellos ganas eso con la alimentación que le proporcionas existen otros factores que agravan el problema tratándose del sedentarismo, las golosinas, el no dejarle salir a correr, pasar todo el día encerrado, dormir demasiado entre muchos otros más que originan en tener un perro obeso.

Por otro lado puede ser que el perro tenga alguna condición médica que le haga ser obeso sin que lo sepas, pero en ese caso es el facultativo quien lo puede determinar y el mejor tratamiento para liberarlo del problema así que tata de llevarlo siempre a control para que le detecten a tiempo algo malo.

Problemas de salud que genera la obesidad en los perros

como-evitar-la-obesidad-en-perros-consejos-para-prevenirla-y-tratarla5

Muchos son los problemas de salud que los perros pueden tener pero entre ellos te podemos mencionar los siguientes, por si observas alguno de ellos en tu mascota para que el veterinario pueda atenderlo a tiempo y evitar alguna reacción desfavorable. Estas pueden ser:

  • Mala circulación de la sangre.
  • Entumecimiento o adormecimiento de las articulaciones.
  • Displasia de cadera.
  • Estreñimiento.
  • Infecciones respiratorias.
  • Dermatitis o alergias en la piel.
  • Cansancio crónico.
  • Mareos y vértigos.

En algún momento debes tener presente que cuidar a tu perro es prevenir cualquier padecimiento que le venga por ser obeso. El tener unos kilos de más no es sinónimo de salud, sino más bien que está sufriendo y debes tomar la determinación de ayudarlo y no agravar el problema solo observando.

Ya es hora que tomes en cuenta el comenzar a cambiar los malos hábitos que tenga y así mejorar su salud, bienestar y el tuyo propio porque al comenzar una vida saludable para tu perro, tú también puedes seguir el mismo camino y cambiar los malos hábitos que tú tengas.

¿Te ha gustado?
You might also like

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas