Cómo vivir con las alergias y las mascotas

49

Puedes tener una vida feliz y saludable con tus mascotas, incluso si eres alérgico a ellas. Millones de personas disfrutan compartiendo sus casas y sus vidas con los animales domésticos, incluso aquellos que son alérgicos a los animales. Desafortunadamente, algunas personas creen que una vez que se les diagnostica una alergia a los animales domésticos, no tienen más remedio que separar a sus mascotas de su familia. Sin embargo, queremos demostrarte que sí es posible vivir junto a los animales pese a tener alergia y, para ello, vamos a explicarte Cómo vivir con las alergias y las mascotas.

Síntomas de alergia a los perros

Los síntomas específicos y el momento en que se producen dependen de la gravedad de la alergia. Las personas que tienen reacciones alérgicas graves a los perros pueden experimentar síntomas poco después de la exposición, mientras que los que tienen alergias más leves pueden tardar más tiempo en desarrollar los síntomas. Los síntomas incluyen:

  • Sarpullido cutáneo que es rojo o que consiste en pequeños bultos rojos y elevados llamados urticaria
  • Congestión nasal
  • Una nariz que gotea y estornudos
  • Ojos rojos, con picazón y lagrimosos
  • Tos
  • Sibilancias
  • Presión pectoral y dificultad para respirar
  • Remedios caseros

No permitir perros en el dormitorio ayudará a reducir los síntomas de alergia de los perros.
Cuando alguien vive con un perro, es difícil hacer que el ambiente esté libre de alérgenos. La caspa de perro (células de piel muertas) puede permanecer en el aire durante mucho tiempo y puede adherirse a los objetos de la casa, como cortinas, muebles, ropa de cama y alfombras.

Las razas de perros hipoalergénicos expulsan menos que otras, por lo que es menos probable que causen menos reacciones alérgicas. Sin embargo, algunos estudios han descubierto que los hogares con razas que tienen menos posibilidades de ocasionar alergias pueden seguir conteniendo tantos alérgenos como los hogares con otras razas.

como-vivir-con-las-alergias-y-las-mascotas

La única forma segura de eliminar las alergias de los perros es evitar el contacto con ellos. Sin embargo, si una persona pasa tiempo con los perros, los siguientes remedios caseros pueden ayudarte a controlar los síntomas:

  • Usar un enjuague salino de los senos nasales: Enjuaga las fosas nasales con una mezcla hecha de 3 cucharaditas de sal (sin yodo), 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/4 de litro de agua tibia. Utiliza un gotero para poner la solución en la fosa nasal o compra un dispositivo para enjuagar los senos nasales en una farmacia o en línea.
  • Suplementos vegetales: Tomar ciertos suplementos vegetales, como los que contienen ácido rosmarínico, puede reducir los síntomas de la alergia según un estudio realizado en 2014.

Consejos para el estilo de vida con alergias

  • Evita tocarte los ojos o la cara después del contacto con los perros
  • Lavarte las manos con jabón después del contacto con los perros
  • Evita el contacto cercano con los perros, como abrazarlos o besarlos
  • Utiliza una aspiradora creada para coger y contener los alérgenos en el aire
  • Limpia la casa, lavando la ropa de cama semanalmente, y manteniendo la casa ordenada
  • Limpia más a menudo durante los meses de invierno.
  • Restringe a los perros a habitaciones o espacios específicos
  • Mantén a los perros fuera de la habitación y de los muebles
  • Baña a los perros cada 1 o 2 semanas
  • Usa una máscara antipolvo y guantes mientras limpias o en áreas con perros
  • Cepilla y limpia a los perros al aire libre cuando sea posible
  • Si alguien está pensando en llevar un perro a tu casa, trata de realizar un test de alergia o un período de verificación antes de comprometerte.

Tratamiento médico

Existen medicamentos de venta libre y con receta médica que pueden ayudar a reducir o resolver los síntomas de las personas que son alérgicas a los perros. Los medicamentos sin receta para las alergias a los perros incluyen:

Antihistamínicos

Los medicamentos antihistamínicos actúan bloqueando la histamina, que es la responsable de que el organismo se active dando respuestas inmunológicas y causando síntomas de alergia. Las marcas populares de venta libre para la exposición a largo plazo pueden contener loratadina, clorhidrato de cetirizina o clorhidrato de fexofenadina.

Descongestionantes nasales y corticoesteroides nasales

como-vivir-con-las-alergias-y-las-mascotas3

Estos medicamentos ayudan a revertir la inflamación causada por las respuestas inmunológicas y a aliviar la congestión nasal. Algunos corticoesteroides nasales ahora están disponibles sin receta y pueden comprarse en línea.

Inmunoterapia

Un especialista en el diagnóstico de las alergias (alergólogo) puede tratar los síntomas graves o crónicos de la alergia mediante la inmunoterapia, también conocida como inyecciones para la alergia. La inmunoterapia se trata de inyectar alérgenos en un individuo en cantidades cada vez mayores. Estas inyecciones para la alergia ayudan a que la persona genere una tolerancia a los alérgenos. Normalmente, se necesitan varias sesiones durante algunos meses para completar el tratamiento.

Otros tratamientos

Muchas personas con alergias a los animales también tienen asma, y la exposición a los alérgenos de los animales puede causar episodios asmáticos o empeorar los síntomas de una persona. En estos casos, el médico puede indicarte corticoesteroides o broncodilatadores inhalables que ayudan a dejar abiertas las vías de respiración.

Causas de la alergia a las mascotas

Los perros generan varias proteínas que ocasionan alergias en algunas personas. Las más altas concentraciones de estas proteínas se hallan en la saliva de los perros, con menores cantidades en la caspa y la orina. La caspa tiende a acumularse en los folículos pilosos, por lo que el pelo de los perros suele llevar un gran número de alérgenos.

Diagnóstico de la alergia a las mascotas

Se puede utilizar una prueba de pinchazo en la piel para identificar la causa de una reacción alérgica.
Si un médico cree que una persona puede ser alérgica a los perros, la remitirá a un alergólogo. En la mayoría de los casos, un alergólogo usará una prueba de pinchazo en la piel para diagnosticar las alergias. Durante la prueba de pinchazo, el alergólogo colocará una gota que contiene una pequeña cantidad de proteínas de perro sobre la piel. Luego hará un pequeño pinchazo en la piel, permitiendo que la mezcla entre en el cuerpo.

Una gran cantidad de las personas que son alérgicas a la mezcla darán una respuesta dentro de los 15 minutos y media hora. A veces, un alergólogo decidirá que un individuo que cree que es alérgico a los perros está respondiendo a otros alérgenos que se encuentran comúnmente en los perros o en el pelo de los perros, como por ejemplo el ácido fólico.

Comprende las alergias de tus mascotas

Es importante que veas a un médico y que te haga un examen para determinar qué alergias tienes realmente. Puede que descubras que eres alérgico a otra cosa y no a tu mascota en absoluto. Por ejemplo, puedes creer que eres alérgico a tu querido perro, sólo para descubrir a través de una prueba de alergia que eres realmente alérgico al polen de un árbol específico que se le pegó en el pelo durante un paseo juntos, y eso es realmente lo que te molesta.

como-vivir-con-las-alergias-y-las-mascotas4

Si una prueba de alergia muestra que eres alérgico a tu mascota, es importante entender qué causa su reacción alérgica a ellos. Hay proteínas desencadenantes de la alergia llamadas alérgenos en la saliva y en las glándulas de la piel que se adhieren a la piel seca (caspa) y al pelo de un animal. El pelo y la caspa se pegan a las paredes, las alfombras y la ropa.

La reacción de una persona a estos alérgenos es diferente de una persona a otra. La reacción puede variar desde un leve resfriado y estornudo hasta un asma mortal. La reacción puede hacerse peor si una persona se expone también a otras cosas a las que también es alérgica, como el polen, los ácaros del polvo, el humo del cigarrillo y el moho.

Que alguien sufra una reacción alérgica tendrá que ver tanto con la persona como con el animal. Una persona con alergia a los animales puede reaccionar menos a los perros con pelaje suave. Y un gato o perro específico puede causar una reacción alérgica que otro animal de la misma raza no causa.

Tal vez ocurra el caso de que oigas afirmaciones sobre razas de perros y gatos que no son alergénicas (no causan una reacción alérgica) o sobre gatos y perros que son hipoalergénicos (causan menos reacción alérgica). Sin embargo, incluso las razas sin pelo pueden causar una reacción alérgica grave.

Reduce los alérgenos y los síntomas causados por las mascotas

Si eres alérgico a tu mascota y tus reacciones no ponen en peligro tu vida, hay muchas maneras de reducir los alérgenos de interiores y los síntomas de la alergia para que tú y su mascota puedan vivir juntos más cómodamente. Si tus alergias o las de un miembro de la familia son simplemente molestas, pero no ponen en peligro la vida, toma estas cinco medidas para reducir los síntomas:

  1. Crea una zona «libre de alergias» en tu casa, preferiblemente en el dormitorio de la persona alérgica, y prohíbe terminantemente el acceso de la mascota a ella. Utiliza un limpiador de aire de alta eficiencia y considera el uso de fundas impermeables para el colchón y las almohadas.
  2. Utiliza limpiadores de aire en el resto de la casa, y evita que el polvo y la caspa atrapen los muebles como cortinas y persianas de tela y suelos alfombrados. Limpia con frecuencia y a fondo para eliminar el polvo y la caspa, lavando artículos como fundas de sofá y almohadas, cortinas y camas de mascotas.
  3. Baña a tu mascota semanalmente para reducir el nivel de caspa que causa alergia (desprenderse de las células viejas de la piel). Los gatos podrían habituarse a ser bañados, pero es importante usar sólo productos hechos para ellos; los gatitos pueden necesitar un producto de lavado seguro para ellos. Consulta con tu veterinario o un buen libro sobre el cuidado de las mascotas para obtener instrucciones sobre cómo bañarlos de forma segura.
  4. No te apresures a culpar a la mascota de la familia por las alergias. Pídele a tu alergólogo que haga pruebas específicas para detectar alergias a la caspa de mascotas. Muchos alérgicos son sensibles a más de un alérgeno. Reduce el nivel general de alérgenos en tu entorno concentrándote en todas las causas, no sólo en la alergia a las mascotas.
  5. Prueba los tratamientos. Los tratamientos adicionales para las alergias a las mascotas incluyen la inmunoterapia (inyecciones para la alergia), aerosoles nasales con esteroides y antihistamínicos y píldoras antihistamínicas. Es importante encontrar un alergólogo que entienda tu compromiso de vivir con la mascota. Una combinación de enfoques (control médico de los síntomas, buenos métodos de limpieza de la casa e inmunoterapia) tiene más probabilidades de lograr que una persona alérgica viva con sus mascotas.

Alégrate de no haber dejado que las alergias rompan una hermosa relación. Vale la pena preservar el vínculo entre tú y tu mascota comprobando si eres realmente alérgico a ella y, si lo eres, probar estas soluciones. Únete al gran número de amantes de los animales que controlan sus alergias y viven felices y saludables con sus amadas mascotas.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También Podría Interesarte

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.