Enseñar a tu perro a ladrar a la orden

Enseñar a tu perro a ladrar a la orden es una tarea fácil y divertida con la que conseguirás en pocas sesiones que tu perro ladre cuando tu le digas. Tan solo es cuestión de tener paciencia, utilizar la técnica adecuada de refuerzo positivo y premiar a tu mascota cuando lo haga bien.
0 15

Enseñar a tu perro a ladrar a la orden es una tarea fácil y divertida con la que conseguirás en pocas sesiones que tu perro ladre cuando tu le digas. Tan solo es cuestión de tener paciencia, utilizar la técnica adecuada de refuerzo positivo y premiar a tu mascota cuando lo haga bien.

Cuando hayas conseguido que tu perro ladre cuando tu le digas, además de quedar súper bien delante de tus amigos y familia, te podrá ser útil a la hora de alejar intrusos o a terceros de potenciales peligros.

Te voy a contar a continuación un método fácil y fiable para enseñar a tu perro a ladrar a la orden, usando premios alimenticios a modo de refuerzo positivo. Es muy sencillo, sigue los siguientes pasos. Solo hay que tener un poco de dedicación y constancia.

Preparativos iniciales para enseñar a tu perro a ladrar a la orden.

No tengas miedo ni pereza a la hora de enseñar a tu perro a ladrar a la orden. Se trata de toda una aventura divertida que te gustará mucho. Y es que una de las sensaciones más gratas que podrás experimentar con tu perro es la de adiestrar tu mascota de modo que responda a tus comandos. A la vez que lo disfrutas, verás que tu perro también. Y es que estos animales adoran el trabajo físico y cognitivo. Se sienten participes u cómplices contigo, lo refuerzas emocionalmente y en positivo.

Creando vínculos sanos

Con todo esto, además de crear todo un lenguaje efectivo con tu amigo, y solucionar con ello varios problemas y conductas no deseadas que puedan surgir, aumentamos el vínculo entre tu y tu perro. Y créeme que es lo mejor que puedes hacer. Los perros interpretan tus entrenamientos a modo de juego. Y ya sabemos que nada le gusta más a tu perro que jugar contigo y gastar sus energías a tu lado. Así que no lo dudes y comienza ya! a enseñar a tu perro a ladrar a la orden. Aprenderán rápidamente y te sentirás orgulloso de tu mascota y de lo listo que es y la cantidad de cosas que sabe hacer gracias a ti. ¿Qué más quieres? y además es gratis! No te lo pienses dos veces y actuá. Tu perro te lo agradecerá mucho.

Solo dos cosas…

Necesitarás para empezar, unas cuantas “chuches” caninas, trocitos de salchichas, pienso o cualquier alimento en mínimas cantidades que adore tu perro y que nos sirva como premio a las conductas apropiadas que queremos que nuestra mascota aprenda. El resto es solo cuestión de paciencia y amor!

Enseñar a tu perro a ladrar cuando tu quieras

Lo primero que tienes que hacer es buscar una palabra apropiada a modo de comando de voz. Procura que se trate de una palabra corta, mejor si es de dos sílabas, como “ladra” o “habla”. Solo tener en cuenta que la palabra elegida, no se parezca a otro comando de voz ni sea igual que otras palabras que suelas usar en otros entrenamientos.

Vamos por pasos…

  • Dicho esto, solo nos queda esperar el momento adecuado. Ponte frente al animal y espera que tu mascota esté tranquila y callada por cualquier motivo. (no tardará mucho, créeme).
  • Ahora, muéstrate nervioso y activo para despertar su interés hacia ti. Seguidamente juega un rato con tu perro para que se active, por ejemplo a tirar y recoger una pelota. O a cualquier deporte canino.
  • Enseñale a la par de todo esto, una de las “chuches” que le tienes guardadas a mano para premiar al animal cuando lo hace bien. Seguidamente te la vuelves a guardar.

Repite el ejercicio

  • Vuelve a repetir este ejercicio si ves que tu perro ante la visión de el premio llora o gimotea. Al final, tu perro sucumbirá ante tu nerviosismo, la excitación que le queda al haber estado jugando contigo hace un momento y la visión del premio que le enseñas y escondes. Poco tardará en ladrar emocionado.
  • Cuando lo haga, inmediatamente dile de modo firme pero tranquilo (mejor si estás a la altura de sus ojos) el comando de voz que hayas pensado, como “ladra”. Y seguidamente le premias con la “chuche”. Todo debe ser rápido y seguido. Y no le grites a la hora de hacer ladrar a tu mascota, que no le va a ayudar de ningún modo. Al revés, cuando le des el merecido premio por su buena conducta agradéceselo con mimos y caricias. Esto es otro refuerzo positivo en si mismo que afianza lo aprendido.
  • Bien, pues lo más difícil ya está hecho. Ahora es necesario repetir este ejercicio tres o cuatro veces al día en sesiones cortas de no más de 10 minutos. Mas vale muchas cortas que pocas largas, ya que facilita el aprendizaje a tu perro. Lo más seguro es que en dos o tres días aprenda tu perro a ladrar a la orden.

¿Cuando dejo de premiar a mi perro?

Cuando hayas conseguido el objetivo y tu mascota se ponga a ladrar a tu orden, deberás ir dejando de darle premios, sin que esto afecte al comportamiento aprendido. ¿Cómo? Pues de modo paulatino y poco a poco, vas dejando de darle “chuches” y en vez de eso, le premias con cariños y mimos. Empieza por no dar premio a tu perro una de cada seis veces, y acariciar a tu perro. En unos dos o tres días, no le premies dos de cada seis veces, y así ve a menos poco a poco hasta que dejes de dar premios alimenticios y los cambies por premios cariñosos. Fácil ¿verdad?

Más consejos para enseñar a tu perro a ladrar a la orden

  • No desesperes a la primera, hay que tener paciencia y ser firma. Los ejercicios siempre acaban funcionando.
  • Algunos entrenadores optan por enseñar primero a la mascota a ladrar y luego a callar. Es interesante enseñar estos dos ejercicios cuanto antes a tu perro. Primero uno y después el otro o ambos a la vez, como quieras.
  • Debes dar los premios inmediatamente a la acción correcta del animal. Y que le encanten. No premies al perro con algo que ya consuma en sus dietas diarias o que esté acostumbrado a comer. Busca siempre algo nuevo y muy palatable. Y úsalo solo en las sesiones de entrenamiento. NUNCA FUERA DE ESTAS.
  • Enseñar a tu perro a ladrar a la orden no funciona con cachorros, ya estos aún no han desarrollado del todo la capacidad de ladrar. Habrá que esperar a enseñar a tu mascota cuando aprenda. Y recuerda que si tienes un basen-ji, esta raza de perros no ladra! Como te lo digo. En su lugar, emiten unos sonidos agudos parecidos a los cantos del folclore tirolés.

Y ya está…

Proponte mejorar tus entrenamientos mediante el uso del método clicker, que aumenta y facilita mucho el aprendizaje por parte de tu querido amigo canino. Da un salto de calidad en tus entrenamientos El entrenamiento con clicker funciona muy bien cuando se enseñan los comandos de hablar / callar.

Nunca me cansaré de repetir que estos entrenamientos pasan por ser más efectivos con perros sanos y socializados. Si nunca te has preocupado de enseñar lo básico y no has socializado a tu perro de cachorro, serán más reacios a aprender nada y les costará más. Pero todo es ponerse…

¿Te ha gustado?
You might also like

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas