Los bebés que viven con mascotas- Lo que has de saber

26

No hace falta decir que tener un bebé es un acontecimiento que cambia la vida. Afortunadamente, hay una gran cantidad de información sobre la mejor manera de criar a este nuevo humano diminuto y superar los primeros días exitosamente, aunque sin dormir. Sin embargo, hay relativamente poca información sobre cómo preparar a los miembros de la familia de cuatro patas para el recién llegado y la relación de Los bebés que viven con mascotas.

Aunque hay evidencia de que los perros pueden saber antes que sus dueños que un bebé está en camino, esto no significa que tengan alguna idea de lo que está por venir. Para ayudar a prepararlos para este gran cambio, los futuros padres deben considerar cómo será su nueva vida doméstica, desde el punto de vista de una mascota.

Seguridad

La máxima prioridad es la seguridad. Las mascotas y los pequeños de la casa pueden crecer para tener relaciones increíbles, pero este ideal no debe ser asumido o ni tomarse por hecho. Ya que nunca debes dejar a los perros y niños pequeños solos, es prudente acostumbrar a tus mascotas a un nuevo nivel de separación.

No es justo volver a casa del hospital un día con un nuevo bebé y de repente encerrar a tu perro en la cocina. Eso no quiere decir que no puedas encerrar a tu perro en una habitación, pues de hecho puede ser la opción más segura. Pero hay que enseñarles de antemano que estar separado de ti está bien y que es una oportunidad para descansar. Las puertas de las escaleras son una buena manera de crear una barrera física entre las habitaciones sin dejar al perro fuera por completo.

Privacidad

Como los humanos, los perros y los gatos necesitan su propio espacio, un lugar al que puedan retirarse para tener algo de paz y tranquilidad. A los gatos a menudo les gusta estar en lo alto, así que crea maneras de llegar a la parte superior de un armario o una estantería, y proporciona una cómoda cama allí también.

los-bebes-que-viven-con-mascotas

Para los perros, una caja en un lugar sin muchas perturbaciones en la casa funciona bien, pero intenta que sea fácilmente accesible y con un tamaño grande para que le sea cómoda. Añadiendo estos espacios desde el principio, las mascotas aprenderán que si necesitan un espacio seguro y sin molestias, está disponible.

Desensibilizar

Los bebés pueden hacer mucho ruido, con algunos llantos que llegan a los 120 decibeles. Para los animales que son nuevos en estos sonidos (y con un sentido del oído agudo) esto puede ser estresante. Enseñarles que es un ruido que pueden ignorar es muy beneficioso.

Los clips grabados de los bebés se encuentran fácilmente en Internet y, a diferencia de un bebé real, se puede ajustar el volumen. Para empezar, reproduce el sonido en voz baja cuando sus mascotas estén relajadas. Lo ideal es que la mascota note el sonido, pero luego lo ignore. Si se levantan para investigar, puede dejar caer algunas golosinas en el suelo y dejar el sonido en silencio.

También puedes tener algunas golosinas listas y empezar a darles de comer cuando pongas el clip, para que aprendan que el sonido es un indicador de que están sucediendo cosas buenas. Si tu mascota está preocupada por el sonido, incluso con el volumen más bajo, valdría la pena consultar a un especialista en comportamiento.

Rutina

Tratar de mantener la rutina de tus mascotas tan predecible como sea posible en los primeros días puede ayudar a reducir sus niveles de estrés. Durante los primeros días, pasear al perro puede parecer una tarea épica, por lo que puede valer la pena reclutar a amigos y familiares, o a un paseador de perros local, para ayudar.

Con un poco de esfuerzo, puedes ayudar a preparar a tus mascotas para la llegada de un nuevo miembro de la familia. Sin embargo, todavía será un tiempo de adaptación, así que permanece en alerta. Nunca castigues a tu perro por acercarse al bebé; en su lugar, fomenta las interacciones tranquilas y educadas (cuando sea seguro) mientras le enseñas comportamientos alternativos, como instalarse en su cama.

Guardería de Perros

¿Quién cuidará de tu mascota cuando estés en el hospital y durante los primeros días agotadores cuando regreses a casa? Busca a alguien de confianza de antemano.

Consigue amigos, parientes, incluso un paseador de perros, para que el perro no sienta que toda la rutina se ha visto alterada por este bebé llorón que llama la atención de todos.

Cuando tenga unos momentos libres después de traer al bebé a casa, hazle saber a tu gato o perro que todavía te importa.

Estarás agotado, pero puedes darle a tu mascota 10 minutos de atención cuando el bebé esté durmiendo.

Presentando al bebé a tu mascota

Antes de traer a tu bebé a tu casa por primera vez, introduce su olor a tu mascota. Envía a casa una manta o una prenda de ropa para que la mascota pueda investigarla. Cuando llegues a casa, deja que otra persona lleve al recién nacido y saluda a tu mascota con calma. Puedes dejar que tu mascota se acerque al bebé en el sofá. Si las cosas se precipitan demasiado, en lugar de desterrar al perro o al gato, llévate al bebé para que la mascota pueda calmarse.

Tu actitud en torno a tu mascota es importante durante este período de transición. Haz todo lo posible por reanudar la vida normal de la mascota. Y ten cuidado de no regañar a tu mascota cada vez que se acerque al nuevo bebé.

Algunos perros encuentran reconfortante pasar tiempo en una caja, pero esto debe ser una preferencia establecida antes de que llegue el bebé. Poner al perro en una jaula siempre que el bebé esté cerca puede ser traumático y debe evitarse.

Supervisar la relación entre la mascota y el bebé

los-bebes-que-viven-con-mascotas

Los animales son impredecibles, y los bebés hacen movimientos erráticos, que pueden asustar a las mascotas. Por eso debes estar siempre presente cuando su bebé y su mascota estén en la misma habitación.
Puede ocurrir un accidente si el gato se acuesta sobre la cara del recién nacido, por lo que es prudente tener precaución. Los caninos pueden atacar a los bebés, así que es un temor bien fundado que debe ser abordado con supervisión o separación, según sea necesario.

Cuando tu bebé tenga la edad suficiente para caminar, enséñale a mantenerse alejado de los juguetes, comederos y cajas de arena de tu mascota. Las puertas de seguridad para niños pueden alejar a los bebés de las cajas de arena y al mismo tiempo ofrecer a los gatos acceso a las instalaciones.

Las cosas que no nos parecen apetitosas pueden ser bastante atractivas para los bebés y los niños pequeños. Si tu hijo ingiere algo accidentalmente, llama rápidamente al hospital. Necesitarán saber el tipo de basura ingerida, así que ten esa información de antemano.

Paseos

Si tu perro tiende a tirar de la correa, vale la pena entrenarlo de antemano para que camine educadamente con la correa suelta junto a un cochecito. De esta manera, después de que nazca el bebé, ya saben lo que se espera de ellos y están felices de pasear junto a ellos. El riesgo de que te tiren a ti y a la silla de paseo se reduce enormemente, y el paseo se convierte en una experiencia mucho más agradable.

Acostumbrarte a que llevas un bebé también es importante. Empieza por llevar un pequeño paquete de mantas. Ten en cuenta que tendemos a hablar con nuestras mascotas de la misma manera que con los bebés, así que sería razonable que nuestras mascotas asuman que estamos hablando con ellos. Estos podrían saltar para ver con qué está hablando y esto es lo que podría ser peligroso cuando realmente tienes un bebé en tus brazos. Por lo tanto, tenemos que enseñarles a no saltar, y que las cosas buenas suceden cuando no lo hacen (como por ejemplo, que una golosina sabrosa sea arrojada al suelo).

Beneficios de las mascotas sobre la salud de tu bebé

Un estudio ha mostrado que los perros pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico de los niños contra las alergias y el asma si se exponen a ellos, así como a los animales de corral, durante los tres primeros meses de vida.

El estudio, publicado en el New England Journal of Medicine, se llevó a cabo en niños de granjas. Se descubrió que los que vivían cerca de ciertos animales, eran menos vulnerables frente al asma que los que crecían en lugares industrializados lejos de estas criaturas.

los-bebes-que-viven-con-mascotas

Todo se reduce a un bioma más diverso (una comunidad de flora y fauna que se da de forma natural) dijo el Dr. Jack Gilbert, Director del Centro del Microbioma de la Universidad de Chicago, al The New York Times. Los perros pueden agregar organismos y microbios «buenos» dentro de las casas porque juegan al aire libre más frecuentemente que otras mascotas.

Otro estudio concluyó que la tenencia de perros elevó los niveles de 56 clases diferentes de especies bacterianas en el ambiente interior, mientras que los gatos, naturalmente más fastidiosos, elevaron sólo 24 categorías.

No todas las bacterias animales son buenas, por supuesto, y las de los gatos, las tortugas y las ranas son menos útiles, según los investigadores y los veterinarios.

Los dueños de las mascotas serán los primeros en notar los numerosos trozos de heces de animales, sustancias de las aceras y otros tipos de suciedad que las mascotas pueden llevar hasta las casas. En combinación con los millones de bacterias que sobreviven en el polvo de las casas, las mascotas pueden a veces transportar la salmonela y otras enfermedades a los humanos, pero los consejos médicos generales sugieren que se puede evitar con un simple lavado de manos.

Los investigadores también están haciendo «mucho trabajo para descubrir exactamente qué organismos hacen que los bebés y los niños sean más sanos, y aislarlos de los animales de las granjas y producir probióticos definidos para obtener el mismo beneficio», dijo el Sr. Gilbert a The Independent.

También dijo que aquellos con un cierto tipo de sistema inmunológico ya comprometido, específicamente las personas con sepsis severa, pueden ser tratados con exposición microbiana. Sin embargo, «esa es una gran pregunta» que todavía se está examinando.

Otra pregunta persiste sobre si estos niños expuestos a animales a temprana edad pueden mantener ese fuerte sistema inmunológico durante toda su vida. La hipótesis no ha sido probada aún, pero el Sr. Gilbert dijo que se estaban diseñando experimentos para explorar precisamente eso.

Si te preocupa el comportamiento de tu mascota, no lo dejes al azar. Busca el consejo de un especialista en comportamiento animal cualificado que le pueda aconsejar sobre la mejor manera de hacer que el regreso a casa de un nuevo bebé sea lo menos estresante posible para tus mascotas y tus pequeños.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También Podría Interesarte

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.