Perro ratonero también como animal de compañía

in Curiosidades
razas-perros-ratonero-valenciano-02
3

Dentro de las razas de perro, España se caracteriza por ser la cuna de numerosas variedades reconocidas por su auxilio en barcos de pesca y puertos. Sin embargo, nuestras razas caninas se han encontrado siempre ligadas a funcionalidad, que va desde el manejo de reses bravas a la conducción de rebaños de ovejas, de la protección de propiedades y frente a fieras salvajes, a la caza de muy diferentes tipos de piezas, como controladores de ratas o las labores del campo, y a las clases sociales trabajadoras y campesinas. Por esta razón, desde la segunda mitad del siglo XX, a medida que la ciudadanía se iba identificando con una clase social económicamente ascendente y cada vez más cosmopolita, urbana y sofisticada, muchas razas de perro autóctonas cayeron en el olvido. Buena parte de ellas han quedado al borde de la extinción. Varias se han extinguido por completo.

razas-perro-bodeguero-andaluz-06

Perros ratoneros

Uno de los grupos caninos que mejor han capeado este abandono, ha sido el grupo de los perros ratoneros. En España se diferencian hasta cinco variedades de este tipo de perros tan particulares, aunque no todas se encuentran reconocidas institucionalmente. De ellas, sólo el villanuco de las Encartaciones se considera críticamente amenazado de extinción. El resto, aunque sobre todo el perro ratonero valenciano y el perro ratonero andaluz, se encuentran en una situación mucho más favorable.

razas-perro-bodeguero-andaluz-02

Qué es un perro ratonero

Pero, ¿qué son los perros ratoneros? Tradicionalmente se ha llamado así a determinado tipo de perros pequeños, empleados para matar ratas y ratones, así como para la caza de conejos o, más localmente, ratas de agua y pequeños carnívoros. De forma secundaria, también desempeñaban labores de guarda y de animales de compañía. Como es lógico, en el pasado no se tenía el concepto de raza que existe actualmente. No sólo no se diferenciaba entre ratoneros valencianos y murcianos, por ejemplo, sino que los perros se seleccionaban por funcionalidad, y no por tipo ni por estándar. No obstante, llama la atención observar que existía una gran uniformidad de tipo entre estos perros (siempre teniendo en cuenta que la selección era de tipo funcional).

razas-perro-bodeguero-andaluz-05

Podemos observar tres grupos de ratoneros en España. Por un lado, tenemos el bodeguero andaluz, que es la variedad de mayor tamaño y la más parecida a un terrier. Por otro lado, el villanuco de las Encartaciones, siendo la única variedad norteña, es muy escasa y está muy poco estudiada, aunque muestra un gran parecido superficial con los ratoneros del Mediterráneo.  Tres son las distinciones raciales que se hacen en la actualidad:

  • Ratonero Mallorquín
  • Ratonero Valenciano
  • Ratonero Murciano

razas-perro-bodeguero-andaluz-03

Se trata de perros pequeños; de hecho, los menores de todos los canes autóctonos. La alzada hasta los hombros ronda los 30 cm o poco más, mientras que el peso no supera los 8 kg en la forma más corpulenta (el ratonero valenciano) y se mantiene por debajo de los 4 kg en el ratonero mallorquín. La cabeza es alargada, con orejas triangulares, pequeñas y erectas. La cola es muy corta, bien porque los animales nacen sin cola o porque se les amputa a los pocos días. También es característico el pelaje, muy corto, apretado y brillante.

En cuanto a los orígenes de estos animales, no están nada claros. Existen varias teorías. En algunas de ellas se relaciona la aparición de la forma actual de los ratoneros con el comercio con Inglaterra a lo largo de los siglos XVIII, XIX y XX. En el levante español, dicho comercio se intensificó a lo largo del siglo XX con el desarrollo a gran escala del cultivo de cítricos para exportación. Con los barcos ingleses, llegaron también perros ingleses de tipo terrier, que solían emplearse en el control de roedores en los navíos. Existen fuertes evidencias de que los terrier no sólo desembarcaron, sino que se mezclaron con pequeños perros locales de la huerta valenciana y murciana. Es decir, existiendo previamente perrillos ratoneros en el levante (muy probablemente derivados de podencos de talla reducida) los terrier británicos vinieron a cruzarse con ellos y a darles algunas características que podemos observar hoy en día.

razas-perro-bodeguero-andaluz-01

Sea como fuese, estos perros polivalentes y adaptables formaron, durante largo tiempo, parte del paisaje de la huerta levantina, desde Castellón a Murcia, y tal vez más allá. Además, se asentaron también en algunos enclaves de Baleares. Empleados en la caza de conejos, mataban las ratas de huertos, corrales y cuadras, alertaban de la llegada de extraños y protegían las pertenencias de los labriegos. En Valencia, era conocida su faceta como perros cazadores de ratas de agua en acequias y humedales del entorno de la Albufera. Se trataba de animales, por tanto, estrechamente ligados a las sociedades agrícolas del litoral mediterráneo.

Pero, si ésta fue su cuna geográfica, llegaron a ser conocidos muy lejos, en el interior de la península.

¿Por qué han llegado a estar amenazados estos animales? Porque en la segunda mitad del siglo XX, los ratoneros experimentaron un declive muy rápido y acusado. Varios son los factores que, combinados, pueden explicar este proceso.

 

 

 

3
Posts

214

Posts/Month

13.4

Group

Administrator

Related Posts