Perros en Verano – Que cuidados has de tener en cuenta

29

Cuando llega el verano nos apetece ir a la playa, pasear, divertirnos ya que con esta época llega el calor intenso y con él cosas que nos afectan a nosotros y también a quienes se encuentran alrededor, especialmente a las mascotas. Por tanto conoce: perros en verano qué cuidados has de tener en cuenta para darles todo lo que necesitan.

Al escuchar la palabra verano evocamos los días de vacaciones y por ende la posibilidad de tomarnos unos días de descanso, eso sí sin olvidar que los peludos también necesitan desestresarte, sobre todo si viven en la ciudad donde hay que observar los cambios de humor que vienen con la época estival.

perros-en-verano-que-cuidados-has-de-tener-en-cuenta2

En el verano el carácter de tu perro suele cambiar, además de las actividades que realizáis, pues ahora se trata de encontrar algo fresco que le proporcione respiro, sobre todo en las horas en que el sol se encuentra en lo más alto y por consiguiente de intenso calor.

Cambios en el comportamiento

El cambio de comportamiento en las mascotas suele venir acompañado del cambio de las estaciones, porque cada una de ellas trae consigo diferentes problemas que les afecta a ellos, sobre todo en lo relacionado con su salud, pero también en las actividades que realizan comúnmente.

Esto se trata de algo rutinario en ellos, y a medida que se acercan los cambios de estación y, por consiguiente un alza o una bajada en las temperaturas. En verano, en algunos territorios, la subida de temperaturas es muy acusada.

Tomar en cuanta extremar el cuidado que se les da, pues cuando llega el verano debes tener más vigilancia, sobre todo cuando se acuestan en el suelo buscando refrescar su organismo o, sobre todo también cuando les ves tomar más agua que de costumbre. Lógicamente es normal que busque el fresco y que beba más agua. Pero son señales de que efectivamente el animal está sintiendo calor.

Visitar al veterinario

En esta época hay que prevenir cualquier afección  y hacerle el chequeo médico necesario para descartar problemas de salud que tu mascota pueda tener, recuerda que vienen de un invierno frío y han tenido un cambio de temperatura con la llegada de la primavera.

Y es que en las diferentes épocas del año tu perro se enferma y a veces no te das cuenta, pero cada una de las estaciones trae sus propias enfermedades y atenciones que debemos tener muy presentes.

El calor intenso

Durante la época de calor intenso debes vigilar que tu perro no sufra deshidratación. Un golpe de calor puede ser mortal, y si hace demasiada calor, es fácil sufrir este problema que, además, se convierte en urgencia veterinaria.

Muchas veces el calor también hará estragos en su sistema digestivo, proporcionándole la sensación de estar llenos y no querer comer o comer mucho menos. Si esto sucede día tras día, el animal pierde peso y su salud se resiente. De modo que si tu perro empieza a dejar de comer, tendrás que darle alimentos que sean apetecibles pero nutritivos.

La hidratación es importante durante el verano

Ingerir líquidos debe ser prioritario, además de zumos, jugos y bebidas frescas que le proporcionen una hidratación interna para contrarrestar el calor intenso que está sintiendo afuera, así que toma las previsiones siguientes en cuanto a esto:

  • Aleja el tarro del agua de los rayos solares y así no se le calienta.
  • De vez en cuando sustituye el agua del tarro por agua más fresca o fría.
  • Coloca un cubito de hielo de vez en cuando.
  • Trata de darles zumos que no sean de frutas cítricas y que les ofrezcan frescura, además nada de bebidas con gas ni azucaradas.
  • Es importante que si tienes un jardín grande, le coloques agua en partes donde él se encuentre siempre, puesto que así podrás asegurarte que toma líquido suficiente para que su organismo no sufra los estragos de la temperatura de afuera.
  • Si tienes aire acondicionado, aprovecha para encenderlo en horas de más calor, es decir después del mediodía y a media tarde para que él busque el fresco del suelo y se sienta más fresco.

Salir de paseo en las tardes

Los paseos son muy buenos para hacer ejercicios, sobre todo en perros que se pasan el día encerrados y deben sacar su energía afuera. Por tal motivo, debes reducir los paseos en el horario de la tarde después de las cinco, en lo que el sol baje para no afectarle más.

Asimismo durante los paseos debes llevarle agua para hidratarlo. No importa que estéis poco tiempo en la calle. Pues podría surgir cualquier cosa o, simplemente, el calor y el ejercicio físico despiertan la necesidad de tomar agua.

Un helado fresco y divertido

Si tu perro no es amante de las frutas o verduras, en casa puedes hacerle muchos helados con este tipo de ingredientes y colocándole un poco de azúcar (pero muy muy poca que no afecte su metabolismo o sea peligroso para él); asimismo puedes comerlos tú en las tardes de calor. Compartirás con tu perro un rico helado y saludable.

Lo importante es refrescarlo y darle los alimentos que son nutritivos y necesarios para mantener su organismo siempre activo y evitarle las diferentes afecciones que comienzan después de la época de calor. Asimismo te sirve para tenerlo siempre fresco durante el verano.

Recuerda que el azúcar cuanta menos mejor. Y si tu perro no puede tomarla, no se la pongas. Seguro que hay algún alimento del cual puedas preparar un helado de su agrado y que sea sano.

El hielo es bueno para la digestión de las mascotas y para los perros también, así que es una opción divertida y saludable para tenerlo despierto y lleno de energía para hacer las actividades que normalmente suele hacer, pero que con el calor, no le apetecen.

El sol es dañino para los perros

El sol es dañino para las personas y por este motivo debes colocarte protector solar antes de salir de casa; para los perros es lo mismo y les afecta incluso mucho más que a ti; por eso evita las horas con pico más fuertes del día para ir a la playa.

perros-en-verano-que-cuidados-has-de-tener-en-cuenta3

Si lo haces, trata de colocarle sombreros de playa grandes y anteojos para cubrir sus ojos del sol ya que también la vista se ve afectada por los rayos UV, así puedes prevenir que se deshidrate más rápido, además de proveerle la sombra necesaria.

En las horas de la tarde, sal al jardín a descansar con el fin que él se acueste en el suelo fresco, sobre todo si tienes bastante sombra en este espacio de tu casa y si vives en piso, trata de colocar el toldo para que no le entre mucho sol dentro y la casa se mantenga fresca.

Refrescar a tu can

Si tienes ventilador y no tienes aire acondicionado, opta por encenderlo y colocárselo de frente a tu perro para que le llegue un soplo de aire que pueda usar para evitar que se sienta acalorado, verás que cambia y descansa bastante al sentir frescura.

Si sueles ponerle agua a las plantas, al bajar el sol para que se mantenga el fresco del jardín es buena idea, así tu perro podrá aprovechar esto para echarse y para descansar, además de refrescarse; necesita hacerlo para mejorar su bienestar.

Incrementa los baños durante el verano

En la época de verano no debes dejar de bañarlo siempre y con más frecuencia de lo que lo hacías, porque ellos te lo agradecerán. Un ejemplo de esto es que si lo bañas una vez al mes, podrías hacerlo ahora dos o tres veces al mes durante la época estival.

Esta actividad es una de las fuentes de eliminar el calor de su organismo y, si te da pereza, piensa que lo harás solo por poco tiempo y después vuelves a tu rutina normal de una vez al mes o solo cuando lo sientas sucio y mal oliente; tu can te sentirá mucho mejor. Y como le quieres tanto, querrás lo mejor para él.

Si quieres, usa la manguera para jugar con tu perro al mismo tiempo que logras mojarlo un poco para quitarle el calor, sobre todo en momentos en que lo veas más jadeante o caminando mucho a tu alrededor, pues estos juegos harán que se sienta mejor también.

Acondiciona su espacio

Durante el verano también puedes optar por acondicionar su espacio personal o donde suele dormir durante las noches. Hazlo con alguna sábana que sea transpirable y le permita sentir frescura, ya que muchas veces lo verás acostado en el suelo buscando algo de fresco.

Asimismo busca ideas para hacerle más acogedora la hora de sueño o siesta en las tardes, cuando el calor comienza a arreciar y ellos buscan un poco de frescor para echarse; si tienes aire acondicionado. Si no, trata que su espacio se mantenga rico y agradable para ellos.

Aprovecha para llevarlo a la peluquería canina

Durante el verano puedes aprovechar para tener su cuerpo bien rasurado y sin pelos, así se sentirá más ligero y sin tanta calor; esto lo puedes hacer llevándolo a la peluquería canina al inicio del verano y así cortarle el exceso de pelaje que tiene.

Con esto le garantizarás el pelaje nuevo que lo va a cubrir durante el otoño y todo el invierno sin problemas, así que trata de hacer esto los primeros días para que pueda llegar al final con el pelaje nuevo que le va a cubrir del frío durante los meses crudos del invierno.

perros-en-verano-que-cuidados-has-de-tener-en-cuenta4

Si lo haces durante el verano, el cepillado también puede ser una ayuda más y se sentirá mucho mejor porque le han quitado algo de peso a su cuerpo, además el pelo muerto es una barrera que le impide sentir fresco durante el verano y que encima le pica. Recuerda hacerlo siempre al inicio del verano.

Cambia tu rutina de ejercicios

Si eres de las personas que te gusta ejercitarte con tu mascota, es mejor que lo hagas durante las mañanas, ya que en las noches las temperaturas suelen disminuir y al amanecer te ofrecen un ambiente ideal para correr o mantener una sesión de ejercicios extremos.

El calor molesta a tu perro y los ejercicios en las tardes también, ya que su organismo puede verse afectados si corres en el calor intenso de la tarde, incluso aunque haya bajado el sol.

Por tu mascota puedes cambiar tu rutina sin dejar de ejercitarte, así que deja de lado lo que te gusta durante unos dos meses que es la época en la que suele durar el verano, después vuelves a lo que hacías antes sin afectar a tu compañero perruno en ello. Su salud bien lo merece, ¿no crees?

Alimentación balanceada

También opta por cambiar su dieta durante el verano, puesto que muchas veces le damos alimentos demasiado pesados y la digestión puede verse afectada porque se hace más lenta con el calor, por este motivo se aconseja alimentos ligeros.

Si es posible darle el pienso acostumbrado, pero con una buena dosis de verduras. Esto sería una gran idea, además de ensaladas con ingredientes que sean frescos, incluyendo frutas que contienen mucha agua en su composición como el melón y la sandía. Los animales también comen fruta, y es prioritario que los perros estén hidratados en verano.

¿Te ha gustado?
También Podría Interesarte

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas