¿Por qué mi gato no bebe agua?

0 7

El agua es uno de los elementos más esenciales para la vida, tanto animal como vegetal porque sin ella, no existiría todo lo que conocemos y no rodea, además también funciona en el organismo humano como un excelente hidratante de órganos, tejido y piel.

¿Qué pasa si no tomamos agua? El cuerpo perdería energía, la piel se reseca y después los órganos dejarían de funcionar ya que  diario perdemos agua a través del sudor, la respiración, la orina y mucha más en el sudor, teniendo que recuperarla a medida que la perdemos ingiriendo agua fresca.

Los animales en especial los gatos tienen que tomar agua suficiente para subsistir, debido a su tamaño la falta de este vital líquido, sus órganos pueden llegar a fallar especialmente los riñones produciéndole infecciones que pueden ocasionarle la muerte, por lo que hay que estar preparados y atentos.

A los gatos les gusta el agua

por-que-mi-gato-no-bebe-agua3

A los gatos les gusta el agua fresca, recién puesta en su tazón y si la que tiene ya la sienten sucia o llena de bichos es una razón para no tomarla por ende es posible que tengas que cambiarle su agua a diario un mínimo de dos veces por día si quieres que tome agua.

Beber agua es una razón importante para mantenerse activo, poder corretear y saltar sin problemas, puesto que en los gatos como todo animal y en especial los humanos suelen darle potencia a las articulaciones además de regular su temperatura, impidiendo que se deshidraten.

Al deshidratarse, el cerebro y la columna vertebral de los gatos tienden a fallar, por lo que es muy parecido al proceso que ocurre en los humanos y también a cualquier animal que le falte agua; los gatos son casi elásticos por ello sus huesos deben estar siempre lubricados con el agua.

Lo que puede suceder si tu gato no toma agua

  • Se deshidrate y pierda movilidad en sus patas.
  • Lo observas sin energía y agotado.
  • La orina le cambia de color o disminuye.
  • No sientas que evacúe en algún momento.
  • Su cuerpo se puede recalentar.
  • Su cuerpo trabaja el doble para que la poca agua almacenada llegue a los sitios más necesarios.

Consecuencias de no beber agua en los gatos

  1. Cansancio.
  2. Disminución del movimiento.
  3. Cambio de humor.
  4. Baja su presión arterial.
  5. Los latidos del corazón son más rápidos.
  6. No coordina.
  7. Estreñimiento.
  8. Problemas estomacales.
  9. Sientes que está más caliente de lo normal.
  10. En casos graves, la muerte.

Entiende que si tu gato no está bebiendo agua se puede convertir en un problema bastante grave cosa que puedes evitar si realizas el cambio de agua que te recomendamos en los párrafos más arriba, por ende tienes que estar atento ante los cambios que se produzcan.

El agua fresca para los gatos

El agua fresca es la predilección de los gatos, además que son fanáticos de la pulcritud y la limpieza. ¿Notaste que tapan sus desechos? Es una facultad que los hace elegantes, aseados y dignos de admirar, por ello les molesta tomar agua de sitios donde está estancada.

Intenta colocarle también un tazón pequeño, no muy grande que te sirva para renovarla siempre que tengas la responsabilidad de hacerlo, porque de ello depende la salud de tu gato, pensando que es lo principal para ti además del cuidado que debes tener con él.

No lo regañes ni le maltrates si lo ves tomando agua de sitios que no son los indicados, recuerda que prefieren agua limpia y fresca porque es su naturaleza y no la vas a cambiar por su gran sentido de independencia, si quieres un gato debes tener en cuenta los cuidados que debes tener con ellos.

Causas por las que los gatos no beben agua

  • No sienten sed. Por esta razón no debes preocuparte porque puede ser que estén bien y no deseen tomar agua, aunque también debes estar atenta a los cambios del líquido en su tazón. Déjale tranquilo que en cualquier momento lo hará.
  • Alguna rebeldía. Recuerda que los gatos se creen autosuficientes y algunas veces muestran su temperamento tratando de ser rebeldes sin causa, originando preocupaciones en ti, trata de darle aunque sea un poquito con un gotero.
  • El espacio que tienen está sucio. Su espacio personal debe estar higiénico, porque además de carácter tienen la particularidad de ser bastante finos a la hora de sentir u olfatear algún aroma que no les guste en su espacio personal.
  • Cambia su tazón. A medida que le cambies el agua al tazón, también ubícalo en otras áreas que antes no hayan sido usadas por ninguna otra mascota, eso puede hacer que cambie de parecer y cuando sienta sed, busque y tome agua.
  • Alguien usó su tazón. Por otro lado se sienten amenazados cuando otras mascotas hayan tomado de su tazón y son capaces de darse cuenta de ello. Si tienes otros animales, deja entrever cuál es el tazón de agua y comida de cada quien para que respeten su espacio personal.
  • Limpia el espacio con productos aromáticos. En algún momento su olfato les dice que el lugar escogido para su tazón de agua está limpio y el líquido está también pulcro y cristalino, por ende es una posible solución a beber agua también.

Sitios donde los gatos pueden beber agua

por-que-mi-gato-no-bebe-agua3

Si tienes un jardín aprovecha colocando una fuente que suministre agua limpia y fresca todo el tiempo, eso puede hacer que les llame la atención de beber allí en vez de su tazón.

Dale la opción de tomar un poco cuando tú estés bebiendo, así se dará cuenta que estás tomando agua limpia, fresca e ideal para ellos. Así tendrá mucha más oportunidad de ingerir la que necesitan para su organismo.

Si decide acompañarte al baño o a la cocina, no dejes que tome directo de del retrete, enséñale a beber directo del grifo cuando tú estés y así verás que tome agua frente a ti, es una buena opción.

Para ello, debes estar atenta a buscar horarios al día donde pueda beber agua y seas testigo de ello, así tendrás la solución en tus manos y te quedarás más tranquila. ¿No lo crees? En las noches, ponle su tazón.

Es hora de conversar con el especialista

El especialista es el que te puede orientar sobre tu caso, específicamente que tu gato no quiere beber agua a pesar de tus esfuerzos, por ello es el único capacitado para enseñarte qué hacer por si tiene algún problema por el que no quiera ingerir agua.

Todo depende de muchos factores que a lo mejor no has identificado y una mano amiga que sea experta en el tema te puede ayudar a hacer que tu gato beba unos sorbos de agua al día, para que no sienta ningún padecimiento y esté siempre saludable.

La comida puede ser un factor preponderante, ya que la alimentación de los gatos que ya viene preparada es conveniente que le imprimas un poco de agua, aunque no mucha para que no se dé cuenta que estás poniendo algún truco bajo tu manga, recuerda que son muy listos y se dan cuenta de todo. Si al perro tienes que medirle la cantidad de pienso que les, al gato no, pero sí medir la cantidad de agua que bebe para que no le falte.

Además no auto mediques a tu gato, cualquier otra mascotas que tengas e incluso tú misma como ser humano, muchos de los medicamentos pueden traer consecuencias graves para tu organismo y por ello no es conveniente que lo hagas. Habla con el veterinario sobre esto.

Consejos a usar para que tu gato beba agua

No desmayes en el intento, recuerda que la paciencia que tengas, puede darte más frutos que si decides darte por vencida y preocuparte más porque puede causarte estrés a ti misma e incluso a tu gato, no debes atosigarlo ni en ningún momento obligarlo a hacer algo que no quiere.

Tanto tu salud como la de él es importante y si no creas situaciones que provoquen nerviosismo y pongan a tu gato arisco en vez de ayudarle, eso no tiene solución para nada. Lo mejor es dejarle tranquilo cierto tiempo y luego ir acariciándolo y mostrándole todo tu amor.

Para ello, toma en cuenta estos consejos para que no ocurran contratiempos con tu gato:

  1. Cambia en tazón. Usa tazones de acero inoxidable que no le den malos olores o sabores, esa puede ser una razón por la que no quiere beber agua.
  2. Agua limpia cada cierto tiempo. Eso les llamará la atención y si creen que es comida aunque sea un sorbo tomarán antes de perder el interés en lo que le estés dando.
  3. Refuerza su interés con un bocado. Si lo deseas, tienes la posibilidad de darle un galleta especial para gatos después de beber un sorbo de agua, puede que en algún momento se acostumbre a ello.
  4. Dale agua filtrada. Puede ser que el agua del grifo no le guste y es mejor darle un poco de limpia y sin ningún tipo de componente extraños. Muchas veces usan cloro para purificar el agua potable.
  5. No tiene sed. ¿Has pensado que a lo mejor no tiene sed? No le obligues a tomar que a lo mejor es peor. Tranquila solo trata que no note que le estás vigilando.

Lo que debes hacer si tu gato no bebe agua

por-que-mi-gato-no-bebe-agua4

No te pongas histérica. Trata de hablar con tu especialista y entre los dos lograrán una posible solución que los ayude a ambos, nada se pierde y tu mascota estará feliz que no lo obligues a hacer lo que no quiere ¿No será que eres muy sobreprotectora y no te has dado cuenta?

Intenta tú misma con un algodón o una jeringa el colocarle un poco de agua en su boca para que la beba. Quizás también no quiere agua sino leche, jugo o cualquier otro componente líquido y tú estás obligándolo a tomar algo de lo que está aburrido. Recuerda no darle frutos cítricos. Hay que buscar el mejor pienso para perros y gatos pero, ¿y el agua qué? También, la mejor agua, o en este caso, agua limpia, fresca y filtrada.

Cámbiale los hábitos alimenticios y logra darle un poco de caldo, consomés y sopas para que también obtenga el preciado líquido por esa parte, así no tendrás que preocuparte tanto y allí evidenciarás que está tomando agua al momento que tome sorbos de este tipo de alimentación.

La vida de tu gato depende que está feliz, alimentado, pueda dormir la mayor parte del tiempo, se sienta cómodo y seguro y por supuesto tome el vital líquido que ayude en todas sus funciones corporales, lo cual se realizará si bebe la suficiente agua necesaria para su subsistencia demás de tu tranquilidad.

No es necesario obligarlo a nada, el gato le gusta su independencia y si ves que en algún momento tiene algún síntoma extraño, es cuando debes de preocuparte lo suficiente. Mientras él coma, haga sus necesidades y lo veas feliz, contento y capaz de jugar y moverse por toda la casa, todo está bien. Tener un gato, al igual que otras mascotas algo ariscas como los erizos, puede ser toda una aventura cuando el animal no quiere hacer algo.

¿Te ha gustado?
You might also like

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas