¿Puede enamorarse tu perro?

63

Tu perro tal vez no es capaz de hablar palabras, pero tiene muchas maneras de comunicar sus emociones y deseos. Uno de los signos reveladores de que tu perro está enamorado se muestra con su cola. La cola expresa muchas emociones, desde el miedo y la sumisión con la cola metida, hasta la excitación y el amor con una cola que se mueve. Pero, ¿hasta qué punto siente amor un perro? ¿Puede enamorarse tu perro?

Cuando los perros aman a alguien, también muestran su amor de forma similar a como los humanos lo hacen. La mirada de amor puede ser evidente en la proximidad del perro y la necesidad de acariciar al otro. Puedes notar que los perros que están apegados pasan tiempo juntos mientras realizan sus rutinas diarias de caminar, jugar, dormir y comer.

El amor es un estado de excitación y los perros mostrarán signos de entusiasmo cuando estén cerca de su amado. El perro puede excitarse y comenzar a saltar alrededor o incluso saltar sobre el ser querido. El olor es un sentido tan poderoso para los perros que explorarán activamente el olor de la persona amada, típicamente olfateando el área trasera. El entusiasmo se verá en el movimiento de la cola que anticipa la alegría de la interacción. Los perros incluso se asean unos a otros y a sus humanos lamiendo, incluso llamamos a esos lametones afectuosos «besos» cuando nos lamen en la boca o cerca.

puede-enamorarse-tu-perro

La demostración de amor se revela conmovedoramente en la atención, la lealtad y la constante compañía que existe cuando los perros aman a otro. Los perros han sido conocidos por seguir a su amado a su alrededor, buscando una constante cercanía e incluso rozándose con el otro. Son juguetones. Puedes ver el regocijo al retozar, perseguir y correr mientras los perros disfrutan del tiempo juntos. Les gusta acurrucarse y dormir juntos. Puede parecer extraño, pero otra señal de afecto es cuando el perro orina abiertamente en el área del ser querido, marcando el área como suya para mantenerla.

Lenguaje corporal

  • Saltar.
  • Menear la cola
  • Olfateando
  • Lamiendo
  • Atento al amado
  • Siguiendo al ser amado
  • Romper cosas
  • Quedarse con el amado cuando está enfermo
  • Acurrucados y durmiendo uno al lado del otro
  • Orinar

La historia de los perros mostrando amor

Los perros son, por naturaleza, criaturas sociales. La naturaleza social de los perros se remonta a la salvaje manada de lobos, que no es una unión aleatoria sino una unidad familiar. Con el tiempo, los perros se han domesticado y criado para tener diferentes disposiciones y roles en sus interacciones con los humanos, otras especies y otros perros.

Los perros de diferentes razas también difieren en la medida en que han conservado la tendencia a ser dominantes. El comportamiento social de los perros de hoy en día puede depender de una variedad de cosas, desde los rasgos de la raza, el temperamento, las experiencias tempranas y las necesidades básicas de supervivencia. Las señales sociales de los perros son importantes para que se comuniquen entre sí y para que nosotros las entendamos en nuestra relación con ellos. Se cree que las relaciones entre los perros dependen de las motivaciones por recursos y de las experiencias de aprendizaje previas.

Cuando los perros están juntos en armonía, se debe a una señal social en la que uno se refiere al otro para compartir los recursos. La base de estas relaciones entre perros es diferente al vínculo entre perro y humano. La relación entre perro y humano se forma mediante la crianza, la experiencia, la socialización temprana y el uso de los elogios y recompensas del dueño con el perro.

La ciencia de los perros cuando se enamoran

La ciencia ha asumido el estudio de las respuestas físicas del amor en los humanos y en los perros. En algunos estudios, los científicos entrenaron a los perros para que cooperaran con las resonancias magnéticas. Luego expusieron a los perros a objetos de amor, típicamente los dueños. Encontraron que la misma parte del cerebro se despertaba en el perro que en los humanos cuando veían a su ser querido.

puede-enamorarse-tu-perro2

El núcleo caudado es el lugar en el cerebro conocido por el amor, ya que une los recuerdos con el placer. Los científicos creían que no se trataba simplemente de una excitación de recompensa, como la excitación por ver comida. Creían que el estudio demostraba una base neurofisiológica del amor que los perros tienen por los demás.

Los perros han evolucionado para tener estructuras biológicas y hormonales para el amor que son similares a las de los humanos. En los estudios sobre el desarrollo de las emociones sociales complejas, los investigadores han establecido que el desarrollo emocional del perro tiene la complejidad de un niño de dos años y medio. Claramente los perros tienen emociones con el amor y el afecto entre ellas.

Entrenando a tu perro para que sea cariñoso

Las experiencias durante el desarrollo social canino jugarán un poderoso papel en la capacidad de tu perro para comunicarse y crear lazos con los demás. El desarrollo social de los caninos se ha dividido en tres etapas.
Primero, está la fase de nuevo cachorro en la que la madre es el primer agente socializador del cachorro. Nacen con los ojos cerrados y el buen cuidado de la madre es fundamental para su supervivencia. El aseo de la madre despierta al cachorro para que coma, estimula la eliminación y ayuda a mantener a los cachorros en el nido.
La estimulación proporcionada por la madre hará que el cachorro tenga menos estrés y madure más rápido. El cachorro también será más resistente al estrés en el futuro.

A medida que el cachorro abre los ojos y comienza a jugar con sus compañeros de camada, el proceso de socialización se vuelve más importante. En la siguiente fase de socialización, desde las 4 semanas hasta las 12 semanas de edad, el cachorro puede ser manipulado y empezar a separarse de la camada. Estas experiencias de aprendizaje temprano con los compañeros de camada y los humanos conforman la adaptabilidad social del cachorro. Es el momento de exponer al cachorro a los demás con muchos elogios por sus interacciones positivas.

Se cree que los perros desarrollan la madurez social entre los 12 y los 36 meses. La exposición positiva a los demás desarrollará la capacidad del perro para ser social y crear lazos con los demás. Con esta comprensión de cómo se desarrolla el desarrollo social con los perros, está claro que el entrenamiento para el amor es un resultado de las interacciones positivas con la madre, los compañeros de camada, otros animales, los perros que se encuentran durante las fases de desarrollo social y con el dueño.

El buen entrenamiento comienza con el buen cuidado del animal, el manejo y la seguridad en el entorno. A partir de ahí, las responsabilidades del dueño en el entrenamiento del perro para que sea cariñoso y seguro con los demás se comunican con un buen entrenamiento básico de obediencia y oportunidades de tener encuentros positivos con los demás.

¿Qué hay de los gatos?

Los gatos no valoran el amor como tal o los actos de amor como nosotros. No sentirán gran aprecio por un lindo regalo del día de los enamorados como lo haría tu pareja, y no te amarán como tú amas a tu gato.
Debido a su naturaleza, los gatos son muy independientes y traviesos. Harán lo que les dé la gana, cuando quieran y como quieran, no importa si eso significa orinar en la alfombra o armar un gran lío rasgando los muebles.

puede-enamorarse-tu-perro3

En comparación con los caninos, los gatos no son animales de carga y no requieren estar cerca de un acompañante o de un grupo de otros felinos constantemente. No obstante, sí se emocionan, y tienen un fuerte sentido del rechazo y el afecto hacia los humanos, hacia otros gatos, y hacia lugares y objetos inanimados.

Entonces, ¿los gatos se enamoran?

Enamorarse es un término exagerado. Términos más apropiados serían el afecto, el apego, el sentimiento de relajación, la búsqueda de atención y el sentimiento de satisfacción. Los felinos también tienen un fuerte sentido de atracción, pero ninguno de estos sentimientos puede ser descrito como enamoramiento, al menos no de la forma en que los humanos lo experimentan.

Pero las criaturas felinas pueden querer a sus humanos, a otros gatos, al lugar donde viven, así como a sus juguetes de gato u otras posesiones personales. La cantidad afecto que expresa cualquier gatito depende de varios factores clave, sobre todo de la personalidad del gato. Todos únicos, así que no hay una regla inquebrantable que se pueda aplicar a todos los gatos.

Además de la personalidad de tu amigo peludo, hay otros factores que pueden determinar el nivel de afecto que tu gatito tiene hacia ti. Si ronronea felizmente en tu regazo, se acuesta visiblemente relajado a tu lado, o busca constantemente tu atención con la vocalización, las patas y los intentos de acurrucarse, entonces definitivamente te quiere a su manera.

Por supuesto, algunos gatos son simplemente más vocales que otros, y algunos intentarán acurrucarse constantemente a tu lado sólo porque su personalidad es afectuosa y cariñosa. Los gatos de interior están más unidos a sus dueños que los gatitos salvajes, y el entorno de un gatito también juega un papel importante en la forma en que trata a su dueño.

¿Y qué hay de enamorarse de otros gatos?

Una vez más, los gatos no se enamoran de nada ni de nadie, a diferencia de los seres humanos. Los gatos machos y hembras pueden sentirse muy atraídos por otro gato por varias razones. Cuando están en celo, van a sentir atracción sexual hacia otros felinos. Si son hermanos de la misma banda, sentirán «amor» entre hermanos o apego paterno hacia los otros gatitos.

Dos gatos no emparentados también pueden formar un sólido vínculo de amistad. Se podría hablar de un amor amistoso y platónico, pero definitivamente no va a ser lo mismo que la amistad entre dos personas.

¿Qué hay de los juguetes y los objetos inanimados?

Si tu amigo felino muestra una fuerte preferencia por un juguete en particular o uno de los varios postes de rascado y se niega a acercarse a otros objetos similares, simplemente significa que le gusta más. Puede ser debido al factor de interacción, la ubicación particular del artículo en tu casa, o las opciones de entretenimiento, comodidad y seguridad que se ofrecen en comparación con objetos similares. Simplemente, esto significa que tu gato está asociando sus objetos favoritos con una experiencia positiva.

Así que, en resumen. Los gatos no pueden enamorarse nadie ni nada. No sienten esta emoción de enamorarse de algo o alguien. En cambio, se encariñan con el tema de su afecto. Nuestras mascotas pueden ser más parecidas a nosotros de lo que podríamos imaginar, ahora sabes que tu perro y tu gato pueden sentir un gran afecto hacia ti y hacia otros perros y gatos también.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También Podría Interesarte

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.