Rottweiler – Comportamiento y cuidados de la raza

cute rottweiler dog on the snow background
0 15

El Rottweiler es un gran perro guardián gracias su fuerza y apariencia robusta, aunque también puede ser muy cariñoso y vivir perfectamente en familia, incluso rodeado de niños. Será muy importante educarlo correctamente para evitar posibles problemas, y también habrá que tener especial cuidado con su alimentación y su pelaje para que tenga una correcta salud.

 

Rottweiler – Aspecto

Esta raza se caracteriza por tener una apariencia fuerte y robusta, algo a lo que también acompaña su peso, pes el Rottweiler suele pesar entre 40 y 50 kilogramos. Sus proporciones están muy equilibradas, y gracias a esto es una de las razas más fuertes existentes en la actualidad, lo que lo convierte en un perro guardián ideal, aunque por supuesto también será una perfecta mascota.

Además, sus patas también son grandes y fuertes, aunque no demasiado largas. Su cabeza es la única parte del cuerpo que parece algo descompensada, pues es ligeramente grande en relación con el resto del cuerpo. Desgraciadamente, muchos Rottweiler tienen la cola cortada simplemente por motivos estéticos, aunque por suerte es una práctica que ha sido prohibida en muchos países, aunque todavía no en todos.

En cuanto a su pelaje, suele predominar el color negro, aunque con algunas zonas de color marrón o fuego, sobre todo encima de los ojos, por el pecho y por las patas. En algunos casos aparecen algunos con un pelaje de color blanco, aunque se debe a un problema genético, por lo que ni es lo común ni es recomendable. Además, su pelo es corto, aunque resistente y algo suave al tacto.

Rottweiler – Comportamiento

El Rottweiler necesita ser adiestrado, preferiblemente desde que es un cachorro. Esto deberá hacerse única y exclusivamente mediante refuerzos positivos, pues es la mejor forma de que un perro aprenda cualquier cosa. Es un sistema que se basa en la recompensa, premiando al perro cuando comprenda qué debe hacer y lo haga correctamente, sin necesidad de castigarle cuando se equivoque.

Este adiestramiento no será difícil, pues es una raza que se caracteriza por su inteligencia y facilidad de aprender. Sin embargo, es algo imprescindible, pues tiene un fuerte carácter y puede ser algo testarudo y dominante en ocasiones. Habrá que enseñarle a portarse bien, y debe aprender que no tiene que enfadarse nunca demasiado ni reaccionar mal. Por suerte, un Rottweiler bien entrenado no tendrá grandes problemas de comportamiento, por lo que puede ser un perro perfecto para vivir en familia siempre que esté educado.

De hecho, será un perro extremadamente cariñoso con su familia, aunque su carácter de perro guardián hará que sea algo desconfiado con los extraños, por lo que es importante vigilarlo bien en este tipo de situaciones para que no reaccione inadecuadamente.

Tener cuidado con su fuerza

El principal problema ligado al mal comportamiento del Rottweiler es su fuerza. Si no está bien educado y se acaba enfadando, podría reaccionar mal y hacer uso de su excesiva fuerza, haciendo daño a alguien aunque no sea su principal intención. Por eso, es muy importante que además de ser adiestrado correctamente, también aprenda a socializar desde que es un cachorro. Esto le ayudará a evitar problemas con otros perros a lo largo de su vida, sacando únicamente su parte cariñosa en cada situación, sin necesidad de hacer nunca uso de su fuerza.

Un Rottweiler se puede llevar bien con niños y convivir con ellos sin problemas siempre que esté correctamente adiestrado. Sin embargo, nunca estará de más vigilarlos, pues pueden hacer daño sin querer con su gran fuerza si no saben controlarla demasiado. 

Rottweiler – Cuidados

Como es de esperar, el Rottweiler no es un perro que pueda vivir en cualquier espacio. Su gran tamaño hará que necesite un espacio medianamente grande, siendo recomendable que cuente incluso con algún jardín donde pueda correr y no sentirse atrapado. Esto no es obligatorio, pues puede vivir en un hogar sin jardín siempre que dé los paseos necesarios cada día y el tiempo suficiente, aunque sí que es imprescindible que viva en un lugar con un espacio adecuado a su tamaño.

Aunque estemos ante un Rottweiler con un comportamiento excelente, al tratarse de una raza potencialmente peligrosa será obligatorio que pasee con correa y bozal. Esto es algo que disgusta a muchos perros, y que realmente en muchas ocasiones no es necesario, pero aún así hay que hacerlo.

En cuanto a su pelaje

Es importante que sea cepillado habitualmente, aunque como casi todos los perros, no debe bañarse con demasiada frecuencia. Bastará con una vez al mes, pudiendo bañarse más si estuviera realmente sucio, aunque hacerlo en exceso podrá perjudicarle al eliminar constantemente la capa de grasa protectora que tiene su piel. Por supuesto, el baño siempre debe hacerse con un champú específico para perros, nunca uno destinado a los humanos.

En cuanto a su alimentación

Su alimentación también es importante al tratarse de un perro de gran tamaño que crece muy rápidamente. Debe de ser de gran calidad desde un primer momento, independientemente de cuál sea su dieta. Si se alimenta de pienso, habrá que examinar la composición para que ingiera un tipo de pienso que tenga una calidad óptima.

Acudir al veterinario

Por supuesto, al igual que ocurre con cualquier otro perro, las visitas periódicas al veterinario serán obligatorias. En cuanto a los problemas típicos de la raza, destaca la displasia de cadera, el parvovirus y el cáncer, además de ser propenso a la obesidad, artritis, diabetes, insuficiencia cardíaca y enfermedades de la piel. Ante cualquier síntoma extraño habrá que acudir inmediatamente al veterinario para que lo examine.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
You might also like

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas