Schnauzer miniatura: Todo lo que has de Saber y Características

Mini Schnauzer is resting after jogging.
0 68

El Schnauzer miniatura es prácticamente idéntico al estándar, aunque de menor tamaño y de colores un poco diferentes. Es un perro fiel y agradable, aunque necesita aprender a socializar para no desconfiar demasiado de los extraños. Esta tendencia a desconfiar de quienes no conoce demuestra que los Schnauzer miniatura son excelentes perros guardianes, aunque por supuesto también serán mascotas ideales y se podrán llevar bien tanto con personas como con otros animales.

 

Schnauzer miniatura: origen

El Schnauzer miniatura tiene su origen a finales del siglo XIX, y como es de suponer desciende del Schnauzer estándar. Se utilizaban para ayudar en las granjas de los agricultores alemanes, pero como los Schnauzer estándar eran demasiado grandes y por tanto necesitaban más alimentación, decidieron que sería mejor tener un perro igual pero de un menor tamaño, naciendo así el Schnauzer miniatura.

Así, en sus inicios se encontraba básicamente ayudando en las granjas, pero sobre los años 20 fue reconocido como Terrier y ganó gran popularidad como mascota, que es de hecho en lo que destaca hoy en día.

 

Schnauzer miniatura: aspecto físico

El Schnauzer miniatura es una de las variedades de la raza, y podemos encontrar también el gigante y el estándar, diferenciándose unos de otros básicamente en su tamaño, aunque el Schnauzer miniatura también tiene características propias.

Lo normal es que pese entre 5 y 6 kilogramos, y tiene una apariencia de perro elegante y robusto. Su característica barba le da a la cabeza una forma cuadrangular, y sus cejas bien definidas se encuentran formando una V. A pesar de que sus patas son cortas, son también muy fuertes y musculosas.

Su pelaje se divide en dos capas muy diferentes, una externa con un pelo duro y áspero, y una interna muchísimo más suave y agradable al tacto, con un aspecto similar a la lana. Este pelaje tan diferente necesita grandes cuidados, sobre todo ser cepillado habitualmente. Puede ser de color blanco, negro, una fusión de ambos o plateado y negro.

Schnauzer miniatura: comportamiento

Los Schnauzer miniatura son muy simpáticos, curiosos y activos. Como son pequeños pueden vivir en prácticamente cualquier espacio, pero necesitan salir a la calle para hacer ejercicio y agotar así su energía. Le gustará estar cerca de personas, aunque puede ser algo serio al principio con los desconocidos, todo debido a su carácter de perro guardián. Lo mismo le puede ocurrir con los perros, por lo que es muy recomendable que aprenda a socializar correctamente desde que es un cachorro, de forma que a medida que vaya creciendo no tenga problemas con otros perros.

Es un perro muy fácil de adiestrar, pues es muy inteligente y aprenderá las órdenes sin grandes problemas. Eso sí, siempre tiene que entrenarse a base de refuerzos positivos, pues es la forma más agradable y efectiva a la hora de enseñar a un perro cualquier cosa. Tiene un gran carácter y temperamento, lo que refuerza aún más la idea de que tiene que ser entrenado correctamente desde pequeño. Ningún perro es agresivo ni supondrá problemas si está bien adiestrado, por lo que el Schnauzer podrá ser tan cariñoso y simpático como cualquier otro con una buena educación.

No le gustará estar demasiado tiempo solo, por lo que puede ser bueno que no sea la única mascota en el hogar, de forma que esté siempre acompañado y no sienta que está abandonado y tampoco se aburra en gran medida.

Schnauzer miniatura: salud

Al igual que ocurre con casi todas las razas, hay una serie de enfermedades que son características de los Schnauzer. Entre ellas encontramos cataratas, diabetes, obesidad, problemas hepáticos y pancreatitis. Para prevenir la obesidad, es muy importante que el Schnauzer ingiera únicamente los nutrientes necesarios según su edad y peso, nunca más. Habrá que optar por elegir una dieta adecuada a él, ya sea alguna como la BARF o simplemente un pienso con una buena composición e ingredientes de calidad.

Además de las enfermedades, el principal cuidado que hay que tener con un Schnauzer es su pelo. Habrá que cepillarlo diariamente, pues de lo contrario se estropeará demasiado. Por otro lado, no es necesario bañarlo muy a menudo, pues bastará con una vez cada dos meses aproximadamente. Siempre debe hacerse con un champú especial para perros para evitar dañar el pH de su piel. Por supuesto, si está demasiado sucio se podrá bañar con más regularidad, pero no es lo ideal.

También necesita hacer ejercicio, tanto para gastar su energía como para contribuir a la prevención de la obesidad y sobrepeso, algo a lo que son propensos. Para ello, bastará con que den varios largos paseos al día.

Por supuesto, todos los perros deben llevar su calendario de vacunación al día. Es probable que a los Schnauzer les sienten mal algunas vacunas, por lo que ante cualquier síntoma o cambio en el perro habrá que acudir al veterinario para que lo examine.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También Podría Interesarte

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas